En los últimos cuarenta años hemos reivindicado los platos aparentemente sencillos al tiempo que hemos innovado. Porque si la tradición es absolutamente estática, se fosiliza y desaparece.

Feliciano Fidalgo, periodista, premio Nacional de Gastronomía y berciano universal, felicitaba a Prada por tener la mejor vista del mundo desde el corredor del Palacio.

Es el lugar para disfrutar de un vino del Bierzo del Palacio, para mover levemente tu copa con hielos y un Biermú (nuestro vermú elaborado con hierbas y raíces del Bierzo) o, ya en tiempo de sobremesa, charlar entre una copa de Aguaplácida y unas cerezas en aguardiente.

Por algo decenas de novios nos han escogido para celebrar con la gente que más quieren el día más importante de sus vidas.