Que aportas tú

El miércoles pasado teníamos que hacer unas cosas en Ponferrada, acabamos pronto, por lo que decidimos dar una vuelta por el mercado que se hace en los aledaños de la plaza de abastos todos los miércoles y sábados. Hacía más de 2 años que no lo veía; a lo tonto, te pasas media mañana en recorrerlo, puestos y tenderetes en donde se vende de todo… Nada novedoso, desde luego… ya que este tipo de oferta es la que hay en “Cantidades industriales” en las “Ferias” de S. Antonio en Villafranca, en la Cruz de Mayo y San Miguel en Cacabelos, en Benavides de Órbigo o en cualquier pueblo grande de nuestra provincia o en cualquier ciudad de España; no difieren en nada… Siempre es más de lo mismo. Si menciono hoy esto no es por los cientos de puestos que se ponen a lo largo y ancho de las calles, no, eso ya no me causa sorpresa, ni tampoco el ver otros en que la oferta es de naranjas, limones, sandias, melones, pimientos, kiwis, etc., en fin, frutas de todo tipo que vienes de fuera… Ni tampoco ver otros con quesos, con bacalaos, con embutidos… Todo eso forma parte del mercado y como digo, no me sorprende, ni me acongoja, es lo que hay… y como tal lo acepto. Lo que si me agradó sobremanera fue el ver a gente conocida de los pueblos de alrededor, de Carracedo, de Fuentesnuevas, de Carracedelo, de Quilos, de Narayola, etc. vendiendo productos de sus huertas: patatas, lechugas, puerros, manzanas, albaricoques, ajos, tomates y algún pimiento (aún es pronto) … Sí, eso me agradó, aunque me parecieron poquísimos los puestos allí instalados, habida cuenta del enorme potencial de esta Región para la horticultura. Les pregunté si ellos tenían un sitio fijo en el mercado destinado solamente para los productos que se producen aquí en el Bierzo, me contestaron que sí, que estaban todos reunidos allí en aquella calle… En este mismo momento pensé que, teniendo en cuenta la bondad y fertilidad de esta tierra, parece imposible que no haya más gente dedicada a sacarle provecho a sus terrenos… entiendo que hasta hace poco nadie se preocupase por ello ¿para qué? Si se podía comprar por muy poco dinero cualquier artículo en cualquier supermercado y sin esfuerzo alguno…Todo era liso y llamo… Esa bonanza que fue un espejismo de una noche de verano, a nivel nacional, ya no se repetirá. Que nadie se engañe, ahora es el momento de poner los pies en la tierra (nunca mejor dicho) y sacarle “Jugo” a esa tierra, a nuestra madre Tierra… Si la cuidamos nos dará para ir tirando… eso seguro, hasta creo que, para vivir más plenamente, sin tantas cosas superfluas y sin tantas tonterías ni “caralladas” vanas. También pensé en aquel momento que sin estar mal lo de la calle era necesario ubicar e instalar con claridad meridiana el sitio en el que expongan sus productos estos agricultores, dejando bien claro que son trabajados y producidos inexcusablemente aquí en el Bierzo. Ese lugar tiene que estar bien visible y diferenciado, debe o, mejor dicho, tiene que ser, ese espacio, como el emblema del mercado de Ponferrada, que, al fin y al cabo, es el mercado del Bierzo… Por supuesto quien allí se instale tiene que hacerlo con “sus” productos, no otros; ahí no caben dudas, o sí o sí, estar en “La calle de las hortalizas y las frutas del Bierzo” tiene que ser sagrado…. La gente que vaya al mercado, con esa información, sabrá a qué atenerse a la hora de hacer sus compras y podrá sentirse orgullosa de colaborar, para que estos agricultores trabajen sus fincas y creen ilusión en otros (sus hijos, por ejemplo) para que hagan lo mismo, si ven que su trabajo es valorado… De poco vale presumir y vanagloriarse del Bierzo si no se hace nada realmente por el Bierzo; que eso amigos es lo que está ocurriendo mal que nos pese… ¡Ojo! que quede claro, no se trata, ni por lo más remoto, de tapar ni de apartar ni de quitarle valor a otros puestos que vendan cosas de fuera, de eso nada… lo que sí afirmo y rubrico totalmente es que los primeros que tenemos que darle valor a lo que se produzca en el Bierzo somos nosotros, cada uno en su sitio y “Dios en el de todos”. De poco vale pavonearse de que el Bierzo es lo mejor, es “la hostia” de “puertas para afuera” y aquí, en casa, pasar de todo… y casi, casi, subestimar lo que poseemos en abundancia… Una pregunta solamente: ¿qué aportas tú a tú Bierzo?, por desgracia casi siempre, sólo palabras… ese amigo, es el problema… si en Francia o en Italia poseyesen una región como la nuestra seriamos mundialmente conocidos, eso seguro… es una pena, pero es “lo que hay” …