Antes de que se elaborara el primer vino, Prada ya tenía una pequeña fábrica artesanal de conservas de alta calidad. El secreto está en recolectar la fruta en su punto óptimo de maduración en la finca, y a partir de ahí darle el cariño y el tiempo necesario para obtener unos productos que nos recordarán al que nos hacían nuestras abuelas.

Solo utilizamos productos de nuestros proveedores locales, algunos con más de cuarenta años de relación ininterrumpida.

Las mermeladas las elaboramos de manzana, pera, higos «Zoupeiros», membrillo, arándanos, cerezas, cebolla, zanahoria, pimiento, tomate y ciruela. Ideales para comenzar el día, para acompañar platos de carnes, foie, cecina o quesos, o para una merienda llena de sabor.

DESDE AQUÍ PUEDES ADQUIRIRLAS EN NUESTRA TIENDA ONLINE