La Virgen de la Encina

Cacabelos, medio pueblo, por no decir todo, está implicado en la construcción de la carroza que llevamos este año a “La Encina”. La cosa no admite dudas, se quiere quedar bien…  tenemos que ganar el concurso de este año. El tema que se eligió para concursar es el que tiene que ser siendo de Cacabelos: el vino: vendimia, el lagar para prensar las uvas y ¡cómo no!, la bodega, un trinomio que es consustancial con la idiosincrasia de cualquier Cacabelense que se precie… El problema era encontrar un “lagar” grande y con posibilidades de usar; va a ser problemático y así fue… Vimos varios… al final el que se escoge es el de “Tule”, por su estado, por su porte y por sus proporciones y, sobre todo, porque la viga principal es enorme y bien conservada, es espectacular… El problema surge porque está instalado en una bodega que aun funciona. En principio nos suponemos que “Tule”, que es el dueño, no consentirá el desmantelarlo para el uso que le queremos dar, pero la verdad es que no hubo que insistir mucho; él también quiere colaborar para quedar bien en “La Encina de Ponferrada”. Nos dio su consentimiento, siempre, eso sí, que lo volvamos a poner tal cual estaba… ¡Vale!… Manos a la obra… Sacarlo de la bodega nos costó “dios y ayuda”, las pasamos “canutas”, no entendíamos como aquel “armatoste” tan enorme pudieron colocarlo allí hace 150 o 200 años más o menos, ¡lo que puede llegar a realizar el ser humano cuando tiene necesidad!, parece increíble. Da gusto ver a Manolo “Mipinta”, a Gimiro “el Polo”, a Pepe “el Sillero”, a Manolo “Carocas”, a Santos Uria, a Carín el electricista, a Lolo “el Taco” … a todos… no hay problema, nadie dice que no, todos se implican, todos quieren aportar… Los talleres de Cacabelos, de carpintería o de cerrajería, todos a disposición, nadie pone pegas para concursar este año en “La Encina”.

No cabe duda que cuando un colectivo o todo un pueblo se pone una meta nada ni nadie es capaz de frenarlo. El ayudar y colaborar para lograr un fin como en este caso, el quedar bien en las fiestas de Ponferrada es lo importante y si encima hay un premio que ya de antemano está destinado a emplearlo en el nuevo parque que se está construyendo, en el que también está colaborando medio pueblo, con J. A. Morete al frente, el éxito tiene que venir porque se está poniendo toda la “carne en el asador” …

¡Qué grande es ver a todos unidos, sin ideologías ni clases, para sacar adelante esta carroza para que Cacabelos “suene para bien” en “La Encina”! Las fiestas en las que todos los Bercianos, en esos días, nos sentimos Ponferradinos, aunque después, a lo largo del año, estemos también como “buenos” Bercianos, tocándonos las pelotas unos a otros…

Se tiene que ganar, no puede ser de otra manera. Que satisfacción produce ver a todo un pueblo implicado en pos del mismo fin… este 8 de septiembre tiene que ser recordado en todo el Bierzo como el día en que Cacabelos en pleno apostó por dar una imagen de unión sorprendente y, de paso, entre todos, ponemos en actualidad rabiosa y en más “valor”, si cabe, el mundo de la viña y el vino entre los Bercianos.

El desfile a lo largo y ancho de Ponferrada tiene que ser edificante en grado sumo. El Bierzo en pleno estará hoy en Ponferrada para saborear y disfrutar la esencia de nuestra Región entregada, en cuerpo y alma, a la Virgen de La Encina…

Este día todo el mundo se olvida de sus fiestas, ni El Cristo de Bembibre y Villafranca, ni La Soledad de Camponaraya, ni El San Juan de Toreno, ni El Corpus de Fabero y Carracedelo, ni El San Roque de Molina, ni la Pascua de Cacabelos, ni San Cristóbal de Toral y Cubillos, ni ninguna otra hace sombra a la Fiesta del Bierzo por antonomasia… “La Encina de Ponferrada” …

Y, como no puede ser de otra manera, al final ganaremos, será apoteósico… lo pasaremos a lo grande… Todo Cacabelos disfrutará del triunfo y, de paso, sacaremos adelante el parque del río…

No, no es ningún sueño… Estamos en el año 1979. Hoy hace 34 años que sucedió… Y sí, ciertamente ganamos el concurso y se llevó a cabo el parque… No sé si hoy estaríamos dispuestos a unirnos y trabajar todos juntos… No sé… lo dudo… aunque bien mirado La Virgen de La Encina hace milagros… A los hechos me atengo… Todo puede ser…