Pisa la tierra que amamos. Que el Enoturismo en El Bierzo sea vivo. Disfruta del origen de nuestros vinos a través de sendas bien señalizadas y accesibles.

Desde el Palacio parten diversos caminos y sendas para que te dejes llevar por nuestra pasión. A tu ritmo. Son espacios naturales para caminar sin prisa y vivir una experiencia mágica entre las vides.

Todas las estaciones son maravillosas. Con las heladas y las nieves del invierno, o con el regreso de la vida en los brotes primaverales, o en el esplendor del verano con las cepas llenas de racimos de godello y mencía, o el otoño homérico del Bierzo en el que los rojos, ocres, naranjas y amarillos van cambiando a cada minuto el paisaje que te rodea…

Abre tu mente a los recuerdos sensoriales. Y si te pierdes… si te pierdes ¡mucho mejor!