You are currently viewing La visión de Prada sobre la guerra

La visión de Prada sobre la guerra

Cuando desde las páginas virtuales de este blog os decimos que los pensamientos de Prada no se atañen a modas y trascienden en el tiempo lo hacemos sabiendo bien de lo que hablamos. El equipo que formamos parte de Prada A Tope tenemos la fortuna de poder recurrir a su biblioteca personal de artículos y escritos y darnos cuenta de que las palabras que recogió hace años son perfectamente aplicables a día de hoy. Pero no nos referimos solo a los problemas de nuestro Bierzo. Estas palabras son aplicables a situaciones tan controvertidas como la guerra en Ucrania a la que hoy asistimos impactados a través de nuestras pantallas.

Así, hoy queremos compartir con todos vosotros un extracto de un artículo que Prada escribió en el año 2013 en el Diario de León y que está de plena actualidad:

“Cuando la guerra de Irak y después la de Afganistán, nuestros soldados no iban allí a tirar tiros, decían desde las altas instancias del Gobierno, que nuestro ejército iba allí en misión humanitaria…¿?¿? ¡claro! lo entiendo… se moviliza a un sector del ejército armado y pertrechado hasta los dientes, se embarca un arsenal de armamento de última generación para enseñar y convencer a los talibanes de que tienen que comportarse bien y ser educados… también para que los integrantes de Al-Qaeda recapaciten y dejen de hacer niñerías… No, no van a la guerra… ¡qué va!… la palabra guerra es innombrable… es increíble la blandenguería de nuestros «mandamases» y la gilipollez de la gente de la calle que queda convencida de que no van en plan de guerra, sino que van allí a lucir «su palmito» para poner en valor «la esencia, la espiritualidad y el quijotismo que debe impregnar todo lo español»… ¿?¿? ¡olé! y ¡olé!… ¡no te jode!… No puedo entender que gente capaz que ha estudiado y que se supone que tiene conocimiento de la historia a través de los tiempos tenga miedo a hablar del ejército u ocultarlo como si fuese un colectivo al que no merece la pena el nombrarlo ni por supuesto el defenderlo… Deberían saber que el ejército y los soldados son consustanciales a la historia de la humanidad desde sus inicios, esa es una verdad irreversible e incontrovertible…

Si se sigue en esa tesitura, si se sigue tapando los ojos a los enfrentamientos y guerras que hay repartidos a lo largo y ancho del mundo, que son incontables, si aún se piensa y se manifiesta públicamente del ejército: «que ni puta falta que hace»… es que realmente nuestra España está vacía, inerte, está fofa, está tocada… y lo que es peor «dormida» en esa utopía de felicidad y buenismo que es el santo y seña de una parte de nuestra sociedad que no quiere ver y aceptar que el paso por la vida es una lucha constante por la supervivencia… En el momento que se baja la guardia pensando, aceptando y defendiendo que se está en la tierra solamente para el aprovechamiento y disfrute de los bienes materiales, dándose parabienes los unos a los otros, gozando y henchidos de placer y pavoneándose como gallos de pelea de vivir en Un mundo feliz tal cual manifestaba a principios del siglo pasado Aldous Huxley, que nadie lo ponga en duda, «el batacazo» está anunciado… siempre llega, tardará más o un poco menos, pero… al final llega…”

¡No nos digáis que estas palabras no son perfectamente aplicables hoy en día!