You are currently viewing Prada A Tope cruza fronteras

Prada A Tope cruza fronteras

Prada A Tope ha cruzado fronteras. Y no lo decimos nosotros, lo dice el programa ruso ‘Orel i reshka’ (cara o cruz), que hace poco viajó hasta la provincia de León para conocer su cultura, su gastronomía y su naturaleza. Porque desde 2011, los dos presentadores rusos que conducen el programa han viajado por todo el mundo con una premisa: uno de ellos solo puede gastar 100 dólares en todo el fin de semana mientras que el otro tiene fondos ilimitados. En su visita a la provincia no pudo faltar la catedral de León, el barrio húmedo, el MUSAC, Las Médulas y, como no, el Palacio de Canedo.

Hasta allí se desplazó Anton, uno de los dos presentadores, para conocer a José Luis Prada. ¡Y no se fue defraudado! Nuestro carismático Prada decidió utilizar el remolque de un tractor para llevar a Anton a través de los viñedos de la finca. Con el increíble paisaje del Bierzo de fondo, el presentador ruso se adentró en los territorios de Prada A Tope. Supo que no tiene un vino favorito “porque son como niños, no puedes elegir uno” y que la belleza de la zona puede llegar a dejarte sin aliento. Pero sobre todo se vio arrastrado por el vendaval de la personalidad de Prada.

En la inevitable visita a nuestro museo, Anton se quedó atónito con la vida de José Luis Prada, con todo lo que había conseguido y con el R-8 que simboliza las raíces de Prada a Tope. Allí el presentador ruso se rindió totalmente al carácter del alma de Prada. “Es fantástico. Tengo 27 años y me siento como un hombre viejo a su lado, es fantástico”. Estas palabras definen a la perfección lo que Prada, con su vitalidad y sus ganas de hacer las cosas bien, representa para toda la familia de Prada a Tope. Anton también escogió el Palacio de Canedo para pasar la noche y se quedó totalmente impresionado con las habitaciones y con todas las comodidades que esconden.

Ya por la mañana, el presentador ruso decidió desayunar en nuestra terraza algunos de los productos típicos de la región que siempre están en nuestra carta. Como el lacón prensado con pimientos asados. Una delicia que Anton disfrutó bajo el abrazo del #Bierzo.

Así que nuestra filosofía y nuestro querido José Luis Prada han atravesado las fronteras para dar a conocer a los rusos las bondades de la zona, de la gastronomía y de la cultura ligada al mundo rural. Ya sabéis, ¡siempre A Tope!