You are currently viewing Palacio de Canedo: A nadie le amarga un buen dulce

Palacio de Canedo: A nadie le amarga un buen dulce

En Prada A Tope siempre hemos defendido una gastronomía local, con recetas tradicionales que, gracias al cariño de todo el equipo humano que forma esta familia, nos recuerdan a aquellas que elaboraban nuestras madres y abuelas cuando éramos pequeños. Además, utilizamos productos de la zona y, siguiendo procesos totalmente naturales, conseguimos platos de auténtica calidad berciana.

La carta del restaurante de Palacio de Canedo contiene una variedad considerable. Va mucho más allá del tradicional botillo berciano y ofrece desde platos de cuchara, que son ideales para los meses más fríos, hasta platos mucho más frescos para el tiempo soleado. Pero lo que nunca falta en nuestro restaurante son los postres caseros, un auténtico broche de oro para cualquier comida o cena.

Como sabemos que siempre queda un hueco para el dulce, hoy queremos presentaros algunos de los que elaboramos en Prada A Tope para que vayáis pensando cuál queréis degustar en vuestra próxima visita. En primer lugar, os hablamos de uno de los más populares: nuestra crema de limón con castañas. Una combinación de aromas frutales en la que la acidez propia del limón contrasta con la textura y dulzor de unas sabrosísimas castañas en almíbar, que también ofrecemos solas, en su versión original. Son muchos los que han intentado adaptar o copiar esta receta, pero la original y genuina… ¡solo se encuentra en Palacio de Canedo!

Tampoco podéis dejar de probar nuestras peras al vino, servidas con helado de vainilla y chocolate. Un postre clásico pero reconfortante que está elaborado con peras de variedad la “blanquilla”, procedentes de nuestros propios árboles frutales y envueltas en nuestro vino tinto Mencía.

Como en cualquier carta de postres, no puede faltar un toque de chocolate. Por eso, también ofrecemos unas deliciosas trufas servidas con nata. Un acierto seguro para los más golosos.

Otra opción es probar nuestra tarta de queso casera, acompañada siempre con las mermeladas artesanales de Prada A Tope. Su cremosa textura combina a la perfección con el sabor frutal de la mermelada que produce un sutil, pero delicioso, contraste en el paladar.

Y, para los menos golosos, también ofrecemos una gran variedad de copas de helado como la Copa Zoupeiros, con nuestros higos dulces o la Copa Bierzo, con pimientos confitados y sirope de mencía.

Pero no solo eso. La carta de postres en Palacio de Canedo es mucho más extensa y, además de todos los que hemos explicado en este post, también podréis encontrar nuestro membrillo casero con queso tierno, la tarta especial de castañas con nata y chocolate, crujiente de leche frita, cerezas en aguardiente o filloas con compota de manzana Reineta. Tampoco falta el sorbete de limón al Xamprada o el batido de la casa, de helado y leche.

En Prada A Tope estamos muy de acuerdo con aquel refrán que dice “A nadie le amarga un dulce” y, si, encima, se trata de uno de nuestros postres, además le va a encantar. Por eso, os animamos a visitar nuestro restaurante y, tras una comida o cena de lo más tradicional, disfrutar de los mejores postres elaborados con mimo y una calidad increíble en el Palacio de Canedo.