You are currently viewing Palacio de Canedo, disfruta de la naturaleza A Tope

Palacio de Canedo, disfruta de la naturaleza A Tope

Desde que comenzó su trayectoria, Prada siempre ha defendido su amor por la naturaleza y la necesidad de cuidarla y respetar el entorno natural en el que vivimos. Por eso, nos hace especialmente felices haber culminado este recorrido en un lugar como Palacio de Canedo, rodeado de naturaleza, con los viñedos alrededor, con las montañas alzándose imponentes frente a nuestro balcón y con un proyecto personal de calado como es el Bosque Didáctico de la Fundación Prada A Tope.

Y, además de disfrutarlo nosotros día a día, nos llena de ilusión ver como cuando nos visitáis compartís con nosotros vuestra sensación de asombro ante tal despliegue de naturaleza. No cabe duda de que nuestro enclave, único en El Bierzo, es perfecto para que todos los amantes de la naturaleza disfruten de una jornada turística en la que la madre Tierra es la protagonista.

naturaleza-a-tope

Como no podía ser menos, los viñedos son el escenario principal de nuestras visitas enoturísticas. Como sabéis, todos nuestros cultivos son ecológicos, respetando al máximo a la planta. Es por eso que pasear entre las viñas es un verdadero espectáculo sea la época del año que sea. Descubrir los estados fenológicos de la vid y conocer el ciclo de esta planta tan singular. Y, junto a los viñedos, flores y árboles frutales que completan una estampa digna de disfrutar.

Nuestro Bosque Didáctico, una apuesta en la que Prada pone todo su cariño y su empeño, es otra muestra de cómo en Palacio de Canedo se pueden vivir momentos mágicos. Una superficie de 8 hectáreas y donde hoy conviven 50 especies de árboles. Entre ellas, todas las autóctonas de El Bierzo y alguna más foránea, que lo convierten en un jardín botánico realmente espectacular. Además, la parte didáctica se pone de manifiesto si tenemos en cuenta que todo el paraje y cada una de las especies están señalizados, señalando sus principales características.

Y lo cierto es que no es menos impactante sentarse a comer o cenar en nuestro corredor y disfrutar del entorno que nos rodea. La montaña se alza imponente y los pájaros son visitantes habituales en nuestro rincón al aire libre.

Por eso, si, como nosotros, sois unos apasionados de la naturaleza, os recomendamos que os acerquéis a visitar Palacio de Canedo. Nuestro restaurante, con la gastronomía tradicional más deliciosa, y nuestro hotel, con todo el confort y la historia de sus habitaciones… ¡Verlo para creerlo…!