You are currently viewing Nuestras peras al vino, una tradición A Tope

Nuestras peras al vino, una tradición A Tope

En Prada A Tope ofrecemos una gran variedad de conservas y productos artesanales, cuya calidad y sabor es el reflejo de nuestra filosofía. Por ejemplo, hoy os hablamos de nuestras peras al vino, que son una combinación perfecta de todas las cosas que nos apasionan. En primer lugar, la autenticidad de la materia prima. Todas las peras que seleccionamos proceden de productores de la zona pagadas siempre a un precio por encima del mercado, porque solo así aseguramos la continuidad de la agricultura de El Bierzo, que es lo que siempre hemos hecho. Los procesos de elaboración también ocupan un lugar muy importante para nosotros. Por eso, nuestras peras al vino se producen de forma totalmente artesanal y natural, sin conservantes, colorantes ni cualquier otro elemento químico. Por último, pero no menos importante, este producto aúna la calidad de todas nuestras conservas con la excelencia de nuestros vinos. Por tanto, podemos decir que las peras al vino de Prada A Tope son autenticidad, calidad, sabor tradicional y, por supuesto, tienen mucho que ver con nuestra bodega.

Para elaborar nuestras peras al vino, llevamos a cabo procesos muy similares a los que seguimos con el resto de conservas. En primer lugar, seleccionamos las mejores peras, ya sean de las variedades “Conferencia o blanquilla” manualmente. Las pelamos y troceamos para, posteriormente, envasarlas con vino tinto mencía de nuestra bodega. Y, tras añadir azúcar y un toque de limón para el proceso de cocción, podemos disfrutar, por fin, de un delicioso postre almibarado.

Se trata de receta reconfortante y típica con, al menos, cinco siglos de historia, cuando se convertía en la solución para no desperdiciar los excedentes de fruta y vino que se producían durante las cosechas. Y también son un postre versátil. Pueden ser servidas frías, templadas o calientes; acompañadas, por ejemplo, de una bola de helado de vainilla, un plato lleno de contrastes. También pueden acompañar a un yogur o un arroz con leche para intensificar aún más su dulzor. La guarnición dependerá de tus gustos, pero desde Prada A Tope te animamos a probar las peras al vino en todas sus formas. Sin olvidar que también solas son un postre excelente.

Una receta clásica y tradicional que, gracias a los procesos de selección y elaboración que seguimos en Palacio de Canedo, consiguen recordar a aquellas peras al vino que hacían nuestras madres y abuelas durante los días más otoñales.

Te recordamos que puedes probarlas en Palacio de Canedo, en nuestro restaurante o bien en nuestra tienda física, pero también puedes comprarlas online en www.latiendadepradaatope.es.