You are currently viewing MOVIMIENTO SOCIAL POR EL FUTURO DEL BIERZO

MOVIMIENTO SOCIAL POR EL FUTURO DEL BIERZO

La Fundación Prada a Tope, como portavoz de 55 entidades sociales de todo tipo: agrícolas, culturales, desarrollo local, conservacionistas, hostelería, comercio, empresarial, turismo, medio ambiente, vitivinícola etc., está promoviendo una protesta masiva de la Sociedad Berciana en contra de la proliferación indiscriminada de parques solares, eólicos y de líneas de evacuación que inundará El Bierzo. De momento los ayuntamientos de Arganza, Camponaraya, Carracedelo y Cacabelos apoyan esta iniciativa.

¿Qué motivos nos empujan en promover este movimiento?

Nosotros (todos) entendemos que

El abandono de los combustibles fósiles es inaplazable. No lo decimos nosotros, aunque lo experimentamos año tras año, lo dicen los expertos mundiales: el incremento de gases de efecto invernadero, procedente de la quema de carbón y de petróleo, es el causante del calentamiento del planeta.

Del mismo modo, es indiscutible que nuestra sociedad debe transitar, cuanto antes, hacia un abastecimiento energético procedente de fuentes de energía renovables.

Pero entendemos y afirmamos también:

  • Que una auténtica transición energética, como la que debe asumir nuestra sociedad, debe partir de premisas como el ahorro, la eficiencia y sobre todo el autoconsumo.
  • Que la transición energética debería contar con una perfecta planificación y debería perseguir, en primer lugar, el interés general. Lo que observamos, sin embargo, es que el faro que guía la implantación de las energías renovables es el lucro económico de las grandes corporaciones financieras y la codicia de los grandes fondos de inversión.
  • Que una verdadera transición energética hacia las renovables debe situar a la ciudadanía como protagonista de la misma, ya que estas energías requieren cambios en nuestros hábitos de consumo…
  • Que la propaganda de las compañías distribuidoras pinta de verde todos sus anuncios, ocultando los severos impactos ambientales de muchas de las

instalaciones eólicas y fotovoltaicas y no promueve ninguno de los principios que deben guiar una transición justa: el ahorro, la eficiencia y, como decíamos, el autoconsumo.

  • Que desde el actual Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se deberían redirigir los cuantiosos fondos Next Generation hacia el apoyo a las instalaciones particulares de autoconsumo y al desarrollo de comunidades energéticas en cada ayuntamiento y cada junta vecinal. Esta sería y será la única y la mejor garantía de futuro para nuestros pueblos y sobre todo para que se reduzca la factura eléctrica de cada familia.
  • Que la enorme proliferación de macroproyectos en El Bierzo y alrededores se debe a que desde instancias ministeriales se ha acuñado el concepto de “Transición Justa” según el cual, en comarcas donde se produzcan cierres de centrales energéticas de combustibles fósiles, léase Anllares y Compostilla como en el caso del Bierzo, se va a FACILITAR la implantación de macroproyectos de energías renovables para promover el empleo y la recuperación económica de las mismas. Desde nuestro punto de vista y sentido común es una afirmación gratuita y un craso error. No se creará empleo ni riqueza para nuestra tierra, esa idea es pura y dura demagogia.
  • La enorme proliferación de macroproyectos también encuentra explicación en el hecho de que Castilla y León, es la única comunidad autónoma que no cuenta con ordenación territorial, lo que significa que los promotores pueden conseguir el uso de terrenos por periodos superiores a 25 años, comprando la voluntad de propietarios, particulares y de juntas vecinales con migajas de su gran negocio. También entendemos que para muchas juntas vecinales esos futuros ingresos que van a recibir, (que son como un caramelo envenenado), inclinan definitivamente la balanza de su decisión. Decisión que toman finalmente una, dos o tres personas, a lo sumo, las que integran esa junta vecinal, hipotecando para siempre el destino de amplios territorios que no servirán ya para nada más, y que potenciará el abandono masivo de las gentes que actualmente viven en los pueblos.
  • Nosotros creemos que la verdadera riqueza de futuro para El Bierzo está en la fertilidad de su suelo. La comarca es una potencia en el sector hortofrutícola y vitivinícola en el contexto de la comunidad de Castilla y León. Siete etiquetas de calidad así lo avalan: las denominaciones de origen del vino y la manzana reineta, las indicaciones geográficas protegidas del pimiento asado y la pera conferencia y las marcas de garantía del botillo, la castaña y la cereza. Varios de estos macroproyectos fotovoltaicos amenazan gravemente al sector agrario.
  • Que la orla montañosa que adorna todos los horizontes de la olla berciana atesora valores ambientales de primer orden, así como especies en peligro de extinción. Nuestras montañas representan el origen de todo el funcionamiento de los ecosistemas terrestres. Los más de 20 macroproyectos eólicos que pretenden instalarse en todos los cordales montañosos bercianos, acarrearán unas degradaciones irreversibles en estos frágiles ecosistemas, además de que su construcción requerirá el consumo de grandes cantidades de petróleo, al que pretenden sustituir y sobre todo quedará el terreno devastado con la cimentación de las miles de placas solares y de las bases (enormes) de los molinos eólicos y de las torres de distribución. Cambiarán para siempre irremediablemente el paisaje que disfrutamos y del que hacemos gala, ya que es uno de los recursos fundamentales para el futuro del Bierzo. Además de las propias instalaciones eólicas y fotovoltaicas, todos los proyectos energéticos planeados en El Bierzo, suponen la construcción de muchos kilómetros de enormes líneas de alta tensión que se sumarían a las que ya atraviesan nuestra comarca. Todo este deterioro generará el abandono masivo de las gentes de los pueblos hacia las ciudades (la tan mencionada España Vaciada).
  • Queremos otra transición energética, donde los pueblos sean los protagonistas y los realmente beneficiados de este cambio que ya está ahí.

POR EL FUTURO DEL BIERZO:

Energías renovables SÍ, pero NO ASÍ

Transición Energética SÍ, pero NO DE CUALQUIER MANERA…