You are currently viewing La gastronomía reconfortante, siempre en Prada a Tope

La gastronomía reconfortante, siempre en Prada a Tope

Las hojas vuelan ya cada tarde desde las ramas de los árboles hasta el suelo que ya las espera. Las empuja el suave viento del otoño, que cada día es un poco más frío, anunciando los meses que tendrán que llegar. Y en las cocinas de Prada a Tope movemos los pucheros y las ollas para la reconfortante gastronomía que acompaña al frío, esa que nos lleva directos hasta las cocinas de nuestras abuelas, siempre dispuestas a calentarnos el cuerpo y el corazón.

Y nosotros, desde el buen hacer y el respeto al producto de cercanía, queremos hacer lo mismo. La sencillez de la cocina tradicional de nuestra tierra toma conciencia en nuestros platos. Porque este mes de octubre es perfecto para disfrutar, por ejemplo, con los callos de la casa con garbanzos Pico Pardal, una receta que resulta deliciosa y que rescata nuestra tradición otoñal, cuando las casas se empezaban a preparar para el invierno. Y nada mejor que los huevos fritos y la morcilla, que ya anuncian la próxima matanza, además de mantener todo el sabor de El Bierzo.

¡Y qué decir del botillo con garbanzos, repollo y salteado de patatas! Un plato ancestral, exponente berciano, que ha pasado de generación en generación para que ahora te reconforte en las frías tardes de otoño. Porque este mes de octubre siempre nos deja un espectáculo inigualable en los bosques y viñedos que rodean el Palacio de Canedo y un mundo de sabores y sensaciones en la cocina. El botillo es una de las estrellas de nuestra cocina, pero ahora, cuando el viento empieza a arreciar, no puedes irte sin probar nuestros tacos de carne roja con higos agridulces, salsa de foie y patatas baby. Un plato 100% otoñal que resume a la perfección el respeto por el producto que siempre tenemos en Prada A Tope.

Así que te invitamos a que reserves ahora mismo para disfrutar de nuestra cocina de otoño y de los paisajes que se pueden disfrutar desde el Palacio de Canedo. Un lugar único con una cocina tan tradicional como sorprendente. Porque más allá del artificio, nada sella más nuestra memoria que los sabores de siempre, esos que nos han acompañado desde nuestra infancia y que parecen estar desapareciendo en la memoria colectiva. Pero aquí los conservamos con cariño para que tú puedas volver a disfrutarlos como siempre. ¡Te esperamos para que los disfrutes A Tope!