You are currently viewing Enero, el recuerdo de los calendarios de Prada

Enero, el recuerdo de los calendarios de Prada

Cuando llega enero y comienza un nuevo año es inevitable que a la mente de toda la familia que formamos Prada A Tope venga un recuerdo muy especial de la historia de Prada: sus famosos calendarios. Si algo tiene la trayectoria de Prada y de Prada A Tope es que es tan extensa y está tan llena de curiosidades que logra que, 50 años después, pervivan en nuestra memoria iniciativas como esta que tanto caló en la población de El Bierzo.

Para conocer los inicios de esta tradición tenemos que remontarnos casi 60 años atrás, a cuando Prada tenía tan solo 17 años. Como seguramente muchos de vosotros recordaréis, en esa época la Navidad era sinónimo de los belenes de Prada. Dos años después de ponerse al mando de la tienda de su padre, los belenes vivientes y con ganado que organizaba Prada ya llegaron a la plaza del pueblo y se convirtieron en cita ineludible para los bercianos.

Y precisamente uno de esos belenes fue el protagonista del primer calendario que Prada decidió enviar. “Fue tanto el éxito que me dije a partir de ahora tengo que mandar todos los años a la gente que está fuera un calendario que diga algo de nuestra actividad”, recuerda el propio Prada.

Tras esa primera foto, los calendarios se enviaban con algunas imágenes icónicas que seguro que todos tenéis en la mente si habéis visitado el museo de Palacio de Canedo: la imagen de Prada vestido de legionario, disfrazado de romano en unos carnavales o con las famosas botas que llevó a su tienda de Cacabelos y que tanto triunfaron en la región.

Los calendarios de Prada se convirtieron en una tradición que caló tanto entre vosotros que ha conseguido trascender al tiempo y aún hoy sois muchos los que, con la llegada de la Navidad nos preguntáis cómo conseguir un nuevo calendario y si aún los seguimos diseñando y enviando.

Con la entrada de un nuevo año queremos compartir con vosotros los bonitos recuerdos que nos traen estos calendarios y, por supuesto, desearos un muy feliz año 2022. Si hay algo que nos hace felices en estos 50 años de trayectoria es saber que las vivencias y las iniciativas de Prada han logrado ocupar un lugar tan especial en vuestro recuerdo, ¡nos anima para seguir trabajando A Tope!