You are currently viewing Dulce de membrillo Prada A Tope, el membrillo de El Bierzo

Dulce de membrillo Prada A Tope, el membrillo de El Bierzo

Hace unas semanas, nuestro taller de elaboración en el  Palacio de Canedo se llenó de un olor dulce y de un potente color amarillo …. ¿El motivo? Comenzamos la elaboración del dulce de membrillo Prada a Tope, preparado únicamente con tres ingredientes naturales y procedentes de nuestros cultivos de agricultura ecológica: membrillo, azúcar y limón. Sin conservantes, colorantes ni cualquier otro producto químico… ¡al natural!

Empezando, como no podía ser menos, por el ingrediente principal, los membrillos que utilizamos en Palacio de Canedo son todos de producción propia, procedentes de los membrilleros que tenemos plantados en los laterales de nuestras viñas. Pero además, igual que venimos haciendo en nuestros viñedos, cultivamos estos árboles siguiendo únicamente los parámetros de la agricultura ecológica. Sin duda alguna, el tipo de cosecha que más concuerda con la filosofía Prada A Tope. ¿Por qué es así? El motivo es claro. Tal y como explica el propio José Luis Prada, la agricultura ecológica parte del principio de “no envenenar la tierra”. Es decir, en ella se utilizan únicamente productos orgánicos, de esos que “cuando llueve se quitan” y que implican estar mucho más pendientes de la climatología y de las posibles enfermedades que puedan surgir. Pero, aunque el esfuerzo es mayor, compensa. Así lo explica Prada: “Es una cuestión de sentimiento, de honradez hacia el medio, hacia tu futuro y hacia el futuro de nuestros hijos. Es necesario que todos nos concienciemos de que tenemos que cuidar la tierra donde vivimos”.

Elaboración del dulce de membrillo Prada A Tope

Y, ¿cómo elaboramos el dulce de membrillo? El proceso se lleva a cabo en Palacio de Canedo y es manual prácticamente en su totalidad. El primer paso es limpiar bien los membrillos, quitándoles la pelusilla que tienen alrededor. Una vez que están bien limpios se cuecen al vapor y se cortan, eliminando las pepitas y el corazón, donde el fruto tiene otra textura mucho más dura. El siguiente paso es pasar los membrillos por la trituradora y poner ese “puré” resultante a cocer en una olla, añadiendo, cuando la cocción ya está avanzada, el mismo peso de azúcar que de membrillo. Una vez que está cocido y el dulce ha cogido la tonalidad oscura que lo caracteriza, se le echan unas gotas de limón antes de envasarlo. Este es nuestro único  conservante, con el que evitamos utilizar productos químicos y logramos un dulce 100% ecológico y natural.

Además de garantizar un producto sano, con el dulce de membrillo de Prada A Tope, os proporcionamos un detalle más, que lo convierte aún en más especial y que solo podréis descubrir cuando lo probéis. Prada lo explica así: “Mi madre hacía el  membrillo como lo hacemos nosotros… y cada vez que lo tomo con un pedazo de queso me retrotrae a las vivencias de niño… y eso sin querer es llegar al sumun de la felicidad”.