You are currently viewing El Bosque Didáctico de Prada A Tope

El Bosque Didáctico de Prada A Tope

[:es]En Prada A Tope no somos amigos de lanzar grandes frases que vendan virtudes y valores pero que carecen de contenido o de aplicación práctica. Toda nuestra filosofía, que defendemos desde hace décadas, se ajusta a parámetros sólidos, reales, con dignidad.

Cuando en Prada A Tope hablamos de paisaje, de árboles, de masas forestales, de vida en el exterior, de cuidar la madre tierra, lo decimos en serio. Prueba de ello es que, además del espectacular paisaje natural que nos circunda y de los árboles y arbustos que adornan nuestros jardines y las lindes de nuestros viñedos, tenemos la posibilidad de ofrecer a nuestros visitantes la realidad palpable y concisa de uno de los espectáculos de la naturaleza más impactantes de El Bierzo. De uno de los entornos naturales más cuidados y singulares que encontraréis en muchos kilómetros a la redonda.

Nos referimos a la oportunidad de visitar, a tan solo unos minutos del Palacio de Canedo, el Bosque Didáctico que la Fundación Prada A Tope puso en marcha sobre una superficie de 8 hectáreas y donde hoy conviven 50 especies de árboles. Entre ellas están todas las autóctonas de El Bierzo y alguna más foránea, que lo convierten en un jardín botánico realmente espectacular.

Además, con el objetivo de aportar el carácter didáctico que, desde el principio, quisimos otorgarle, hemos señalizado todo el paraje y cada una de las especies, señalando sus principales características.

Nuestro Bosque Didáctico es uno de los orgullos de la familia Prada A Tope, una prueba de que, con esfuerzo y trabajando cada día, todos podemos cuidar la naturaleza que nos rodea y tratar de mejorarla. Para que todos vosotros podáis llegar a conocer nuestro bosque y, prácticamente transportaros a él a través de vuestras pantallas, en sucesivos artículos de este blog os iremos hablando de todas las variedades de árboles que se integran en nuestro bosque: sus características, lugar de procedencia, aspecto…

Todavía nos seguimos sorprendiendo de la respuesta de los visitantes, que cuando regresan a sus hogares y comparten con nosotros sus percepciones y recuerdos hablan de nuestras mencías, nuestro tinto Maceración, nuestras Godellos, los productos Prada A Tope que han degustado… pero también recuerdan que han visto junto a un acebo un serval de los cazadores, un castaño y una acacia entre otros miles de árboles que van a estar ahí cuando sus tataranietos visiten a los descendientes de Prada en El Bierzo.[:]