En este momento estás viendo Botillo y Prada Selección, una experiencia inconmensurable

Botillo y Prada Selección, una experiencia inconmensurable

Viajar a un lugar no es solo elegir un medio de transporte y recorrer la distancia que nos separa. En Palacio de Canedo entendemos los viajes como experiencias en las que empaparse lo máximo posible del sitio que se visita, con los cinco sentidos. Conocer su cultura, recorrer su naturaleza, aprender de sus gentes… y, por supuesto, disfrutar de sus productos locales. Por ello, cuando nosotros afirmamos que aquellos que nos visitan en Palacio de Canedo disfrutan A Tope de El Bierzo, lo decimos convencidos.

No hace falta más que cruzar la valla de Prada A Tope para empezar a sentir lo que os estamos contando. Os recibirán las viñas, con cepajes que corresponden en su mayoría a las dos variedades más típicas de El Bierzo: la tinta mencía y la blanca godello. Pero este paisaje 100% berciano no solo está cuando miramos al frente, tenemos la fortuna de que nos envuelve. Se mire donde se mire la naturaleza berciana se alza imponente. Los montes, con la cumbre de La Aquiana se convierten en nuestro marco, junto a las parcelas de viñedos en las que crecen nuestras uvas. Además, el propio Palacio es un recorrido por la historia de El Bierzo, con tres siglos de bagaje sobre sus cimientos.

Eso sí, la experiencia, ya de por sí sublime, se torna en éxtasis cuando se cruzan las puertas de nuestro restaurante y, sobre la mesa, espera uno de los platos más representativos de la gastronomía berciana: el botillo. Acompañado, siguiendo la receta tradicional, de garbanzos y repollo, presentamos esta receta tan característica que, sin duda, es una de las joyas de El Bierzo. El botillo que hoy ha llegado a nuestros días parte del aprovechamiento del cerdo hace décadas. En su elaboración a las costillas, rabo y otras piezas porcinas se le añade sal, pimentón y ajo. Como bien sabéis, en Palacio de Canedo nos mantenemos fieles a las tradiciones y, por ello, respetamos la receta original.

Y si ya disfrutar de un buen botillo es casi llegar al sumun, aún lo es más si este va acompañado de una copa de Prada Selección ecológico, uno de nuestros tintos de cabecera. Un vino suave y equilibrado que, sin duda, hace las delicias de todos los comensales en este maridaje 100% berciano.

Como te decíamos al inicio de este post, viajar a un lugar es mucho más que desplazarse. Te invitamos a que lo compruebes en nuestro restaurante, ¡disfruta del botillo berciano con Prada Selección!